Cada vez más basura espacial nos amenaza desde órbita

gravity basura espacial

En distintas ocasiones hemos tratado el gravísimo problema de la basura espacial, especialmente cada vez que la comunidad científica propone algunas soluciones, siendo la más reciente la creación de un láser que podría mover los escombros fuera de la llamada zona de peligro, donde se encuentran amenazantes de caer al planeta, aunque en la mayoría de los casos estos se desintegran en el trayecto a la superficie, sin ocasionar ningún daño.

Pero de vez en cuando ocurren algunos acontecimientos que nos recuerdan el peligro de esta abundante basura espacial que nos rodea en la órbita de nuestro planeta, no solo para nosotros aquí abajo, sino también para otros satélites y la misma Estación Espacial Internacional, ante un posible accidente.

Por ejemplo, hace un par de días cayó a la Tierra un satélite europeo, el GOCE, y aunque la mayoría de su estructura y partes se desintegraron en la caída, uno que otro elemento se estima que sobrevivió y cayó en alguna parte del océano.

Esto puede servir de recordatorio ante el problema que vivimos sin saberlo, y que cada día crece más. La NASA, anunció que monitorea al menos 500 mil piezas de basura espacial que se ubican amenazantes en la “zona de peligro”, suponiendo un riesgo tanto al caer como al poder colisionar con algún satélite, nave o estación espacial.

Basura espacial: peligro inminente

Quienes vieron la espectacular película Gravity del director Alfonso Cuarón pueden hacerse una idea de lo que hablo. Estas piezas de basura espacial son restos de “fósiles” de viejos satélites o naves que viajan en la órbita a más de 28 mil kilómetros por hora, y tan solo hace falta la colisión de una pequeña pieza con un satélite u otra nave para poder ocasionar un desastre.

Por supuesto, las naves que se encuentran en órbita, y la Estación Espacial Internacional, se ubican en una zona relativamente fuera del alcance de esta basura, por lo que, en teoría y luego de grandes estudios, se encuentran fuera de peligro. Pero nada es 100% seguro y el riesgo de un accidente de este tipo, así sea con una probabilidad mínima, existe.

Por eso urge encontrar una solución a esta problemática. Desde hace más de medio siglo enviamos naves y satélites al espacio, y la vida útil de estos es menor a lo que cualquiera podría estimar, por lo que al agotarse su combustible y acabarse su vida, sencillamente queda allí, en la nada, en el espacio, suponiendo un riesgo a sus compañeros de órbita y a nuestro planeta.

Sea con un láser, con una nave o con un “camión de basura espacial”, debe haber una solución, más pronto que tarde, y estoy seguro que algunas mentes brillantes de la NASA y ESA ya trabajan en ello.

Fuente:  ALT1040

Anuncios

Deja un comentario

noviembre 14, 2013 · 10:05 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s