El algoritmo que reduce el embotellamiento por tráfico vehicular

El algoritmo ha sido creado por un profesor del MIT para mantener a los coches en velocidades ideales, así evitando embotellamiento por trafico.

Vivir en una ciudad puede parecer algo genial, pero no lo es tanto si nos paramos en pensar acerca de los problemas que se originan en urbes tan pobladas. Uno de ellos es sin duda el tráfico vehicular. Tener una cita importante o la necesidad de llegar velozmente a un sitio pueden convertirse en verdaderos líos si no tomamos en cuenta este factor. Y aunque en una que otra ciudad importante ya se han tomado medidas y se ha dado un uso a la tecnología para resolverlo, la verdad,  aun es un problema que aqueja hasta a las mejores de ellas.

Pero gracias a las investigaciones del profesor Berthold Horn en el Departamento de Ingeniería Eléctrica del MIT, anunciadas durante la Conferencia sobre Sistemas de Transportes Inteligentes(IEEE) se ha conseguido un algoritmo que pretende cambiar las cosas. Lo que busca este algoritmo es aliviar las inestabilidades en el flujo del tráfico mediante una variación de los sistemas del control de crucero adaptativo.

Un automóvil con control de crucero adaptativo (la mayoría de los coches de gama alta actuales) utiliza sensores, como un radar o un telémetro láser, para controlar la velocidad y la distancia con los vehículos de delante y atrás. Gracias a ello, el conductor ya no necesita girar el control de crucero cuando el tráfico genera embotellamiento. Esto debido a que el coche automáticamente frena cuando lo necesita y regresa a la velocidad programada cuando sea posible. 

Pero aunque parece algo prometedor, aun tiene varias cosas que se deben mejorar. El algoritmo de Horn solo funciona si un gran porcentaje de los coches lo está usando al mismo tiempo. Ademas, los telémetros láser y los sistemas de radar son piezas de hardware demasiado costosas, razón por la cual este algoritmo solo será implementando en automóviles de gama alta.

Otras ideas más baratas ya han sido implementadas como usar binoculares de visión estereoscópica en los automóviles, donde con ayuda de dos cámaras digitales es posible calcular la velocidad y la distancia relativa con otros carros. Su desventaja está en que si se pierde su alineación, es necesario volver a calibrarlas.

Las investigaciones acerca de los embotellamientos por trafico comenzaron a partir de 1930 con el desarrollo de modelos matemáticos que pudieran explicarlos, pero son recientes los planes que pretenden eliminarlo, y este algoritmo parece ser hasta ahora la mejor idea a ser implementada.

Link: MIT Media Relations

Anuncios

Deja un comentario

octubre 30, 2013 · 2:27 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s